Horizontes...





"Tu cara pesa en mi memoria... una tonelada de miedo..."




Pero no tienes nombre, no es tu persona, es lo que una silueta oscura representa, la figura fallida del amor, que nunca ha estado, el fantasma inerte del sentimiento que no ha aflorado...




Despierto, miro a mi alrededor y me atormenta ver un lugar prefabricado en azul, simulando un cielo o un espacio. Si tus besos me llevaron al cielo real, a rodear el universo entero, cómo hago para volverlo a experimentar.




Tu rostro lo veo en los demás rostros, tus manos las siento en las otras caricias, pero a tí no te encuentro ni en los sueños, ya mi mente te ha deformado y eres un recuerdo retorcido de un hombre que he amado hasta el hastío, de un ser que reclamaba de amor a cada segundo, que me gritaba te amos agitados, que pasivamente dormido me decía "abrázame"...




Y no me duelen los demás engaños, la frivolidad me consume riéndome de los intentos de verme más al fondo de mi abismo, si me han engañado, ya me he dado cuenta, si traicionaron las palabras para la conquista con las que sólo llegaron al acto, ya no importan más, no hay ilusión completa, no hay revuelo ni emoción.




Sólo ver en cada uno de ellos tus peores defectos y en momentos alucinar tus mejores virtudes, ver en sus manos la tersura de las tuyas y darme cuenta que sólo son fantasías con manos asperas insensibles, que lastiman las heridas aún profundas y supurantes de apatía, famélicas las estrellas, moribundos los planetas, negro el horizonte, y es que no quiero que vuelvas, me matarías tan sólo con un beso, quiero que te largues y todos los entes que mandas en representación tuya, para que comprenda, que no existe un ser que calme la dolencia, que me cubra del frío, que me acurruque en el sentimiento... Que no hay alguien que con sus palabras busque alojarse aquí adentro, todos se han reído creyendo que se han llevado lo que han querido, que han saqueado mi ser en despoblado, que han matado lo que quedaba en mí...




Y no es verdad, aún las manos tocan la pluma y el teclado, la mente sigue pensando en el sadomasoquismo puro, hacer sufrir mientras sufro para gozar... Y aún cuando no haya sentido, la dirección es la correcta, frente al mundo, cara arriba, con el viento a cuestas luchando en dirección contraria, mi canción aún no escrita, la bandurria, mi capa que todo lo ha cubierto y ha callado, mi vida que aún no esta derruída, mis manos para amortiguar las partidas y las mentiras... mis ojos que no perderán el brillo, y mi boca que grita de miedo y de cobardía, pero con la garganta seca, también se arruina gritando victoriosa un "te estoy olvidando"...

1 comentarios:

°*° TeSSa BuNNy °*° dijo...

Wow...

Empiezo a pensar ke eso de las vidas parales jamas se perdio del todo, solo se distanciaron un poco pero sigueron el mismo curso sin ke nos dieramos cuenta jejeje ke loco no?

Tal vez por eso me gusta como escribes, por ke me descubro y descubro mis sentimiento en los tuyos jajaja

Te kiero mucho vieja chula!!!