Interminable recuerdo...

No es fácil encontrar palabras para aceptar que extraño tu sonrisa por las mañanas, que encuentro en los pensamientos más profundos la soledad que grita y añora que vengas a acabar con ella.

Sigo intentando borrar lo que queda de tí en mi mente y cuerpo, pero sólo consigo acentuar tus facciones que se están tatuando a mi cerebro, ávido de nuevas ideas y de sensaciones que se asemejen a una caricia tuya.

No se cómo es que volviendo a ser la misma, todavía falta una parte del rompecabezas que se que encontraré enpolvada bajo la cama donde hicimos a la luna cómplice silenciosa de los sueños que se esfumaron. Ilusiones se van y seguro llegarán, la pregunta en realidad es ¿Quiero desprenderme de la ilusión de rozar tus labios lentamente y de nuevo ser tu cómplice y compañera?.

La respuesta está en mis ojos, tú mejor que nadie sabe descifrarla, sabes que extraño, se que no será, sabes que te llamo, se que no escucharás, sabes que trato de entender, se que no quieres comprensión. Volar alto y lejos es tu mejor opción, la mía aún no puede salir a flote después de naufragar y sumergirse sacudida por la marea roja del desamor.

No se si te amo, no se que tanto aún te quiero, sólo se que daría más de mil sonrisas y mi alma entera, por sentir un beso enajenante como el que recibía de tu boca. Yo no soy un fantasma, puedes tocarme, no le hablas ni a mi recuerdo, pues se está desvaneciendo.

Tu no eres un fantasma, y a veces me desahogo con tu recuerdo, te visualizo caminando con los rayos del sol en tu cara al atardecer, siguiendo los pasos de un círculo interminable, interminable, interminable.

1 comentarios:

Incombustible dijo...

Bubu, estoy contigo. Desde el más profundo de los abismos, en los que ne ha vuelto a hundir la sensación idiota de que, exceptuando una cosa, no le sirvo al sujeto de mis interminables recuerdos ni siquiera una gentileza, ni misericordia.
Lo siento, quisiera ser más optimista, como siempre, como antes de conocerlo...pero hoy no puedo.

Un beso